jueves, 26 de julio de 2018

CONTRADICTION DE CALVIN KLEIN: UN PERFUME DELICIOSO QUE DEBÉIS CONOCER

Buenas tardes. En el post de hoy vamos a hablar sobre el perfume Contradiction, una joya de Calvin Klein de los años 90.


Creo que ya os he comentado en algún otro post sobre perfumes que me encanta la década de los 90 a este respecto, creo que se crearon fragancias audaces, que marcan un antes y un después, perfumes realmente diferentes; después el tiempo se encargaría de cuáles iban a permanecer y a convertirse en clásicos y cuáles no, pero yo personalmente echo de menos esa forma meditada de formular perfumes, lanzarlos porque tenían una historia detrás, y no simplemente porque "toca", porque hay que lanzar un perfume al año con sus correspondientes flankers sí o sí, realizando campañas publicitarias agresivas, pero dejando atrás gran parte de la calidad y el ingenio que un perfume debe tener.

Contradiction pertenece por tanto a esta fabulosa década de los 90, concrétamente se lanzó al mercado en 1998, y en la actualidad es algo difícil de encontrar aunque no está descatalogado, de hecho yo llevaba tiempo buscándolo. Ya lo usé en mi época de facultad, pero reconozco que le fui mucho más fiel a Eternity, del que ya os hablé aquí.

Contradiction es, con respecto a Eternity, un perfume mucho más pausado, más elegante, menos explosivo, más discreto y sutil pero con una duración excelente en la piel.

Su creadora es la gran nariz Ann Gotlieb, que ha creado muchos otros perfumes para la marca, incluyendo uno de su súltimo lanzamiento: Deep Euphoria.

Contradicition pertenece a la familia olfativa almizcle floral amaderado, y en su ficha técnica nos encontramos las siguientes notas:

- Salida: peonía, azucena, falso jazmín, orquídea, lirio de los valles (muguete) y rosa.
- Notas medias: frambuesa negra, eucalipto, lila y jazmín.
- Fondo: sándalo, haba tonka y almizcle.

En lo personal, adoro este perfume, es un básico que puedo usar a diario, del que nunca me canso, un aroma intemporal. Tiene unas notas de salida un poco chocantes, al menos en mi piel, pero cuando se asienta revela toda su faceta floral y amaderada, con el punto de frescura rompedor que le da el eucalipto, y se convierte en una auténtica delicia.

Tiene una dualidad interesante porque es fresco sin ser cítrico, y dulzón sin empalagar, de hecho ese punto dulce no se lo da la vainilla, como en la mayor parte de los perfumes, sino el sándalo, que está perfectamente trabajado e integrado entre los demás ingredientes para que no predomine en demasía. 

Su envase es muy de los 90 y muy de Calvin Klein, cilindro de cristal recubierto por un tapón que imita aluminio y que sólo deja ver una mínima parte del envase, para, una vez abierto revelar un perfume de color bourbon:


Continuando con mis apreciaciones, en mi piel es un perfume floral ligeramente amaderado, agradezco mucho que la zarzamora sea una nota bastante secundaria y que su faceta almizclada no eclipse el resto de la composición.

Como os comentaba al principio, este perfume es algo difícil de encontrar, y eso tiene su parte negativa y su parte positiva, la negativa es obvia, y es que no lo podemos encontrar en perfumerías físicas, por tanto si no lo conocéis, es difícil poder probarlo. Pero su parte positiva es que aun se vende online a un precio bastante inferior a lo que costaba este perfume en su momento en tiendas. Yo lo compré en Notino y me costó 30,10 € el envase de 100 ml, por cierto, también está disponible su versión masculina.

Eso es todo por hoy chicas, ¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais este perfume?

Un fuerte abrazo a todas y muchas gracias por leer y comentar.
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario