lunes, 26 de agosto de 2019

ESCAPE DE CALVIN KLEIN: RESEÑA

Hola a todas!! Poco a poco van tocando a su fin las vacaciones y por tanto vamos retomando la actividad, aunque aún no voy a subir vídeos al canal, sí que quería publicar hoy una reseña de perfume, hoy hablamos de Escape de Calvin Klein.

En mi caso adoro los perfumes de Calvin Klein de los 80 y 90, desde el lujo oriental de Obsession (1985), pasando por la bomba floral de Eternity (1988) hasta el refinamiento del floral amaderado Contradiction (1998). Es con Truth en el año 2000 cuando, bajo mi opinión personal, se empiezan a torcer las cosas.

El último perfume de los CK de esa época que llegó a mi colección fue Escape, fragancia del año 1991, y es que aunque tenía muchas ganas de hacerme con ella, era una compra a ciegas, porque no había probado nunca este perfume, ya que a estas alturas lo venden en pocas perfumerías, y en las que lo tienen a la venta, nunca llegaba a encontrar probador.

Pero guiándome por la descripción, por las reseñas, teniendo en cuenta que tiene un precio relativamente bajo, y movida por afán coleccionista, finalmente me decidí a comprarlo en uno de mis pedidos a Notino, ya que, como digo, su precio es de 25,10 € el envase de 100 ml y me parecía una oportunidad genial para adquirirlo.

Vamos adelantando su ficha técnica:

- Familia olfativa floral acuática.
- Notas de salida: chabacano, cilantro, grosellas negras, melón, manzanilla, cempasúchil (clavelón), mandarina, musgo de roble, casia, lichi, jacinto, manzana, caléndula e ylang-ylang.
- Notas de corazón: clavos, clavel, durazno, jazmín, lirio de los valles y rosa.
- Notas de fondo: sándalo, ámbar, almizcle, vainilla, musgo de roble, vetíver y cedro.

En cuanto a mi experiencia personal con él, nada más llegar y probarlo supe que me gustaba, no me había equivocado en la compra, una vez más acertaba con Calvin Klein, pero sí que hay dos puntos previos acerca de este perfume que tengo que matizar, en primer lugar está la familia olfativa, para mí no tiene nada de acuático, es un frutal floral. Por otro lado casi todas las reseñas que había leído resaltaban que estamos ante un perfume muy potente e intenso, y en mi caso no lo percibo así, ciertamente tiene una salida potentísima, algo alocada, con muchas notas que se pelean entre ellas por sobresalir, venciendo el carácter frutal de este perfume con el melón como buque insignia.

Una salida impresionante que cae en picado en sus notas medias, para alcanzar una fase tranquilamente floral, en la que predomina un aroma jabonoso, un olor a limpio no atalcado, agradable de llevar pero siempre enmarcado en una estela y longevidad discretas.

Un perfume perfecto para diario, y para cualquier época del año, originalísimo en su salida, y adaptable a cualquier situación en su uso, ni excesivamente sofisticado ni tampoco aniñado, huyendo de las notas dulzonas gourmand.

Para mí, y aun no siendo lo que me había imaginado de él, ha sido un gran descubrimiento, pasa a ser un perfume comodín dentro de mi colección, y es que en épocas de primavera-verano e incluso otoño lo uso muchísimo para diario.

Eso ha sido todo por hoy chicas. ¿Conocíais este perfume? ¿Qué opináis de las fragancias de Calvin Klein?

Un fuerte abrazo a todas y muchas gracias por leer y comentar.
Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. Pues en principio pensaba que no me podría gustar pero leyendo tu opinión creo que si, saludos!

    ResponderEliminar