lunes, 16 de diciembre de 2019

DOUBLE WEAR STAY IN PLACE DE ESTEÉ LAUDER: UNA BASE DE MAQUILLAJE QUE SIEMPRE REPITO


Buenas tardes chic@s!

En el post de hoy quiero daros mi visión personal y comentaros mi experiencia con la base de maquillaje DoubleWear de Estée Lauder, una base de maquillaje que repito ya por tercera vez, y es que la considero un "must have" de la marca.


Diría que se trata de la base más famosa y emblemática de la marca. A estas alturas la mayoría de vosotras la conoceréis aunque sea de oídas, pero vamos a recopilar un poco las características de este fondo de maquillaje según la propia marca:

- SPF10: No es mucho, pero la verdad es que esta característica no es relevante para mí en una base, si quiero protección solar la uso previamente.

- Dura intacta en la piel 15 horas: Debo decir que 15 horas no la he llevado nunca, pero 12 horas sí y permanece intacta. Se te puede ir el corrector, el colorete... Pero la base no se mueve de su sitio. Si vais a ir de fiesta salvaje, vais a bailar, a saltar, o vais a ir por ejemplo a una boda y queréis estar impecables toda la jornada, no hay una base mejor que esta.

- Acabado natural semi mate: En este punto yo puntualizaría que es una base bastante mate, de hecho el acabado lo considero aterciopelado y yo no la recomendaría para pieles secas o deshidratadas porque se echa de menos que aporte algo de hidratación, sobre todo, al paso de las horas.

- Gran variedad de tonos disponibles, pero tomaros vuestro tiempo para elegirlo bien porque por la referencia es un poco complicado descifrar cuál es la que os va. La intensidad del tono es la primera cifra, que va del 1 al 5, después viene la letra "C" que equivale a pieles frías (subtonos rosados) o "N" para pieles entre neutras y cetrinas (subtonos más amarillentos), y por último hay un tercer dígito que corresponde a la intensidad de éste subtono.

Mi opinión personal acerca de esta base de maquillaje es que realmente en un "must have", un tipo de base que debemos tener en el cajón, si no como base diaria, sí como una base para esos días en los que tenemos la piel peor o por el motivo que sea necesitamos o nos apetece una mayor cobertura en la piel.

Su ventaja principal, aparte de su cobertura, es que es una base de maquillaje inalterable, aguanta lo que le echen, no saca brillos, no se cuartea, no parchea con las horas, no se oxida, e incluso con calor y humedad aguanta perfectamente. Otro punto muy favorable que le veo es que para la alta cobertura que tiene no noto que se haga excesivamente pesada de llevar en la piel, por poneros una comparación, a mí personalmente la base Studio Fix Fluid de Mac me incomoda más a la hora de llevarla.

Ahora bien, hablemos de sus puntos negativos, y es que es una base que hay que saber usar y trabajar. Si la aplicamos rápido y con prisas o si nos pasamos con la cantidad que usamos podemos ocasionarnos el efecto contrario al que queremos; con esta base de maquillaje hay que usar muy poca cantidad, cuanto menos mejor, ya que muy poco producto es más que suficiente para lograr todo su efecto, si se nos va la mano y sobrecargamos la base no se va a trabajar bien, va a quedar muy artificial, como efecto máscara, y nos va a marcar muchísimo las líneas  de expresión, incluso las que aun no vemos o son muy incipientes. Así que por favor, si la tenéis o la usáis tened en cuenta este aspecto: aplicad poquísima cantidad de base.

Otro punto que yo creo que hay que destacar es que hay que dedicarle un minutito más que a otras bases para pulirla bien sobre la piel , tanto si la aplicamos con esponja tipo beauty blender (así es como más me gusta a mí), como si la aplicamos con brocha, es recomendable, cuando creamos que ya está bien aplicada, dar unas pasadas más sobre la piel, para, como os digo, terminar de pulirla, asentarla bien y conseguir un acabado de piel perfecta. Otro punto que añado a nivel personal es que no me gusta cómo queda esta base aplicada con los dedos, no se trabaja tan bien.

Y si habéis llegado a este punto del post ahora viene mi súper truco para usar esta base, y es que yo casi siempre la mezclo con un poco de sérum para aplicarla y aportarle un poco más de jugosidad e hidratación a su acabado, de los que he probado el que mejor funciona en este sentido es el mítico sérum Advanced Night Repair de la misma marca, producto al que le dedicaremos un post completo otro día porque sin lugar a dudas se lo merece.


Como conclusión a todo esto os digo que me parece una muy buena base de maquillaje, aun teniendo en cuenta su elevado precio; que si bien no es para uso diario, no está de más tenerla para ciertas ocasiones, y con la cual siguiendo las premisas que os doy en este artículo, vais a conseguir unos resultados magníficos en vuestra piel.

En mi caso personal la primera vez que la compré me aconsejaron mal con el tono y me quedaba oscura, pero ya en las siguientes ocasiones la he comprado en Notino, me ha costado 33 € y el tono elegido ha sido el 3C2 Pebble, que me queda perfecto.

Como detalle curioso os diré que en Notino también tenéis disponibles otras versiones de Double Wear que no se comercializan en España, como la Maximum Cover, con una cobertura aun mayor que la Double Wear normal que todas conocemos:
Eso es todo por hoy chicas. ¿Conocéis esta base o alguna otra de la marca? ¿Cuál es vuestra experiencia con ella? Un saludo!

4 comentarios:

  1. Yo la probé en muestras y no me gustó nada, es todo lo contrario que me gusta usar y tampoco me gusta en las personas donde la he visto puesta, ¡vamos demasiado cubriente para mi gusto!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. I really love Estee Lauder as brand, they make such fantastic foundations xo

    Makeup Muddle

    ResponderEliminar