domingo, 29 de diciembre de 2019

PERFUMES MÍTICOS: EDÉN DE CACHAREL

Buenos tardes chicas! Terminemos el año con fuerza hablando de un perfume enérgico, se trata de Edén, de Cacharel, un perfume de los años 90, que estuvo algún tiempo descatalogado y que ahora, afortunadamente, se vuelve a encontrar.

Fue mi primer perfume "caro" por así decirlo, hasta ese momento yo usaba el perfume de Mango (el de los 90, para situarnos). Pero Edén me encantó cuando salió y creo que me lo regalaron por un cumpleaños.


Para seguir situándonos, en los 90 se crearon bastantes perfumes audaces y rompedores, así surgieron los perfumes ozónicos, en los que nos quedaba totalmente claro que eran perfumes sintéticos, artificiales, ya no se trataba de emular a la perfección los aromas de la naturaleza, sino que se creaban fragancias conceptuales. A la cabeza de esta tendencia estaban One de Calvin Klein y Edén de Cacharel, aunque nada tengan que ver ambas entre sí.

Es un perfume que se ha convertido en fragancia de culto para las coleccionistas de perfumes. Vamos a ver sus notas aromáticas y ahora os cuento un poco más sobre él:

- Notas de salida: mandarina, melocotón, bergamota y limón.
- Notas de corazón: mimosa, piña, nardos, melón, jazmín, nenúfar, lirio de los valles, flor de loto y rosa.
- Notas de fondo: sándalo, haba tonka, pachuli, acacia negra y cedro.

Es por tanto un perfume de la familia olfativa floral, pero en realidad es una mezcla extravagante y poderosa de notas acuáticas, verdes, florales y frutales sobre una base oriental. En principio una acrobacia perfumística que al final consigue ser equilibrada y maravillosa. Aunque lo de maravillosa es mi opinión, porque hay que decir que es un perfume que suscita amor y odio a partes iguales, en parte por su carácter arrebatador, no apto para tímidas e incluso un poco invasivo en su estela. En cuanto a su duración en la piel, este perfume está entre los diez más perdurables, algo a tener en cuenta.

Es un perfume originalísimo, súper energizante, alegre y dinámico, también arrebatador, extravagante, con un punto loco. Lo usé siendo adolescente, y cuando le terminé no lo repetí porque como perfume único me llegó a cansar. Después con el tiempo lo acabé echando de menos, en un periodo en el que estuvo descontinuado, y ahora lo he vuelto a comprar, aunque en envase pequeño; lo he comprado en Notino, y me ha costado 32,90 € el envase de 50 ml.

Estoy encantada de volver e tenerlo en mi colección, y lo voy a usar sobre todo en los días fríos de invierno.

Documentándome sobre este perfume para redactar este post, he encontrado una cita en Perfumative de la que quiero hacerme eco porque creo que define perfectamente a este perfume:

"Edén es barroco, excéntrico, iridiscente, raspante y tiene una base aún muy ochentera. Es un perfume muy peculiar, suntuoso, bochornoso y suavemente intoxicante que celebra no la naturaleza en sí sino la capacidad del hombre de recrear su propia naturaleza."

Y hasta aquí todo lo que os puedo contar cobre él, con mi recomendación, por supuesto, de que si no lo conocéis y lo veis en alguna perfumería, no perdáis la oportunidad de probarlo, no os va a dejar indiferentes.

Eso es todo por hoy chicas. Muchas gracias por leer y comentar y un abrazo a todas!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario