miércoles, 22 de noviembre de 2017

LOS BEST SELLERS DE THE BODY SHOP: MI EXPERIENCIA

Buenas tardes chicas. En el post de hoy os hablo acerca de tres productos estrella de la marca The Body Shop, que llevan conmigo ya varios meses, por lo que ya es hora de ir sacando conclusiones.

Nunca había pedido a The Body Shop online, pero llevaba tiempo con algunos productos en mente porque me causaban curiosidad y además había visto bastantes buenas reseñas de ellos, así que aprovechando un descuento en el que pusieron toda la tienda online al 30%, aproveché e hice un pedido.

La experiencia de compra fue neutra, el pedido tardó un poco en llegar si bien es cierto que los productos no venían desde España; el embalaje era correcto sin ser nada extraordinario, y no incluían ningún tipo de muestra o bono descuento por la compra.

Los productos que elegí son best sellers de la marca: la mascarilla facial nocturna Drops of Youth, el desmaquillante en bálsamo de camomila, y las Shade Adjusting Drops, que son unas gotas cuya finalidad es aclarar bases de maquillaje.

Voy a empezar por la mascarilla nocturna Drops of Youth, porque era el producto por el que realmente hice el pedido, y desgraciadamente el que más me ha decepcionado. Se trata de una mascarilla para aplicar por la noche, antes de ir a dormir, como si fuera nuestra crema habitual, dejándola actuar toda la noche. 

Tiene una curiosa textura en forma de gelatina que aporta mucho frescor en la piel, y un olor muy agradable, y hasta aquí todo lo positivo que yo puedo decir de este producto, porque por lo demás es como si no me pusiera nada, no noto absolutamente nada con este producto, ni siquiera la piel más hidratada por la mañana, que es lo mínimo que se le podría pedir, por supuesto ni hablar de ningún tipo de mejora extra en la piel, ni luminosidad, ni textura, ni elasticidad, absolutamente nada, y os garantizo que he sido constante con esta mascarilla y me la he aplicado absolutamente todas las noches, precisamente por eso de que hay que darle tiempo a determinados productos para ver su efecto.

Pero la realidad es que estoy casi acabando la mascarilla y sólo puedo deciros que no os la puedo recomendar. Ciertamente su aplicación es agradable en el momento, pero de un producto que vale 31 € cabe esperar bastante más, sobe todo cuando la propia marca nos dice de la mascarilla que "combate los primeros signos de la edad, es un limpiador intensivo y tersa y refresca la piel".

La línea Drops of Youth está compuesta de más productos, y aunque estaba tentada con el sérum, dada la experiencia no creo que me anime a probar nada más.

Por otra parte está la manteca desmaquillante de camomila, que sí me está gustando mucho, yo ya era muy aficionada a los productos en textura aceite para desmaquillar, creo que son muy respetuosos con la piel a la vez que desmaquillan muy bien porque arrastran perfectamente el maquillaje, y éste bálsamo está en esa línea, es un producto sólido, parecido a una cera, que al contacto con la piel, al masajearlo, se convierte en un aceite, que deshace todo el maquillaje, incluido el de los ojos, aunque yo personalmente prefiero usar un bifásico para esta zona, porque aunque este producto no irrita nada, sí que es cierto que nubla un poco la vista al usarlo. El uso por tanto es muy sencillo, cogemos una pequeña cantidad de producto, masajeamos en el rostro mientas deshacemos el maquillaje, y luego aclaramos, al contacto con el agua el producto emulsiona y lo podemos retirar totalmente, no deja ningún residuo graso en la piel y a cambio la deja muy reconfortada.

Con respecto a los desmaquillantes en aceite tiene además la ventaja de su formato, viene en una lata de aluminio, muy ligera y fácil de transportar, y además al ser un producto sólido evitamos derrames.

Tiene un precio de 14 euros, y os lo recomiendo totalmente.

Por último las gotas Shade Adjusting Drops que sirven para aclarar bases de maquillaje que nos queden oscuras. De la misma gama hay unas gotas en tono marrón muy oscuro que cumplen la función contraria, oscurecen bases claras, pero en mí caso necesitaba aclarar algunas bases en invierno, no tengo ninguna que me quede tan clara como para no poder solucionarlo con un poco de polvo bronceador.

La marca nos dice que con una sola gota conseguimos aclarar la base, yo en mí caso necesito usar en torno a 3 gotas para conseguir el tono que quiero, supongo que eso irá en función de lo oscura que os quede la base y del acabado que queráis conseguir. Me gusta mucho este producto porque no altera la textura original de la base al mezclarla, y eso no es fácil de conseguir con otros productos, por otra parte aclara sin aportar exceso de luminosidad ni destellitos ni nada por el estilo.

El tono del producto es blanquecino y ligerísimamente rosado, pero no noto que cambie el subtono de las bases. Aunque el envase no es muy grande, la cantidad que tenemos que usar es tan pequeña que creo que compensa su compra, porque puede durar bastante.

En la siguiente foto podéis ver una base de maquillaje tal cual a la izquierda, en el centro la gota del Shade Adjusting y el tono modificado de la misma base (con una sola gota, podemos aclarar más con más cantidad de producto) a la derecha.

Para ir concluyendo simplemente decir que, como veis, en mi experiencia con estos productos hay luces y sombras, aunque es no va a cambiar el hecho de que tenga grandes favoritos de The Body Shop, como la manteca corporal de moringa, que uso como crema de manos, el tónico de vitamina E, y las esponjas de baño en forma de flor, que usamos todos en casa porque no he encontrado otras mejores.

Eso ha sido todo por hoy chicas, ¿Cuáles son vuestros favoritos/no tan favoritos de la marca? ¿Cuál es ese producto sin el que no podéis pasar?

Un fuerte abrazo a todas y muchas gracias por leer y comentar.
Image and video hosting by TinyPic

lunes, 20 de noviembre de 2017

OBSESSION DE CALVIN KLEIN: PODEROSO ORIENTAL

Buenas tardes chicas.  En el post de hoy quiero hablaros acerca del último perfume que me faltaba para completar mi selección personal de los clásicos de Calvin Klein, se trata del mítico y poderoso Obsession. Ha sido el último en llegar a mi colección, y lo ha hecho en formato pequeño de 30 ml, porque es un fantástico perfume, pero no es apto para ser usado a diario por sus características que ahora iremos viendo:

El color oscuro de este perfume ya nos da una idea de ante qué tipo de fragancia nos encontramos, es un oriental de los años 80, década de perfumes barrocos, absolutos, irrepetibles, intensísimos, de gran personalidad, y con gusto extremo por las notas más especiadas.

Me arriesgaría a decir que es la fragancia más antigua de la marca que sigue fabricándose, y eso, teniendo en cuenta los vaivenes de las tendencias perfumísticas, ya nos dice que es un perfume mítico, llamado a perdurar en el tiempo; veamos su ficha técnica según Fragrántica antes de seguir hablando de él.

- Familia olfativa: oriental especiado.
- Nariz: Jean Guichard, creador de otras fragancias emblemáticas de los 80 y 90 como Edén y Lou Lou de Cacharel o Decí Delá de Nina Ricci.

- Notas de salida: notas verdes, mandarina, vainilla, melocotón, albahaca. bergamota y limón.
- Notas de corazón: especias, cilantro, sándalo, azahar, jazmín, musgo de roble, cedro y rosa.
- Notas de fondo: ámbar, almizcle, algalia, vainilla, vetiver e incienso.

Creo que simplemente leyendo estas notas sobra decir que estamos ante una fragancia densa, opulenta, en la que, a mi juicio, predomina una estructura clara de notas verdes sobre la que giran de forma constante, y a lo largo de toda su duración, la vainilla, el incienso y todas sus especias, dándole un estilo balsámico, tal vez un poco resinoso, siendo bastante potente el ámbar en detrimento de las flores, que juegan aquí un papel muy secundario.


Una fragancia claramente unisex,  aunque en 1986 la marca lanzara la versión masculina de Obsession, con protagonismo en esta ocasión para la canela y el clavel.

Su longevidad en la piel es altísima, sin embargo considero que no tiene una estela demasiado invasiva, algo que sin duda es de agradecer en este tipo de perfumes tan intensos.

A pesar de todo lo anterior, y si no os atrevéis con perfumes orientales, mi opinión es que merece siempre la pena tener algunos como fondo de colección, además, y usando una frase coloquial, con Obsession ocurre que finalmente "no es tan fiero el león como lo pintan" porque cuando el perfume ya se ha asentado en la piel, cuando ya lo que queda es lo que va a permanecer de él hasta el final, percibimos un aroma exquisito a limpio, probablemente por el uso de las notas verdes. ¿Recordáis el gel de baño Magno? Pues Obsession es una versión opulenta, lujosa y refinada de ese aroma. Y que los orientales me acaben oliendo a limpio ya me ha pasado con otros, como es el caso de Shalimar de Guerlain: afamado hermano mayor de Obsession, y  también con Aromatics Elixir de Clinique.

Por ello os animo a que os atreváis con este tipo de perfumes, aunque no sean para usarlos a diario, que os adentréis en todas sus cambiantes facetas, y que en definitiva, abráis la mente ante un mundo de sensaciones olfativas diferentes que merecen la pena ser exploradas.

Este perfume a veces no se encuentra en perfumerías físicas, en mi caso lo pedí en Notino, donde tiene un precio de 17,60 € el envase de 30 ml. 

Eso es todo por hoy chicas. ¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais Obsession? ¿Algún perfume oriental que queráis recomendar?

Un fuerte abrazo a todas y muchas gracias por leer y comentar.
Image and video hosting by TinyPic